www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

octubre, 2011

...navegando por archivos mensuales

 

El rumor daña el ambiente laboral.

Jueves, 27 / octubre , 2011

La Asociación Argentina de Comunicación Interna (AadeCI) realizó la investigación “El impacto de la comunicación informal y los rumores en las empresas argentinas” durante los meses de marzo y julio de 2011. La investigación fue realizada a más de 60 profesionales de comunicación y RR.HH de las principales empresas del país, y fue coordinada por Alejandro Formanchuk (Presidente de la AadeCI) y Ariel Gurmandi (Coordinador Académico de la AadeCI)

El trabajo demuestra que el rumor es un fenómeno que impacta gravemente a las organizaciones.

El 91,89% de los encuestados afirmaron que el nivel de rumor es “medio”, “alto” y “muy alto”. Además, el 76% afirmó que los rumores suelen versar sobre temas negativos o dañinos y, por otro lado, casi el 90% reconoció que suelen ser “verdaderos” o “parcialmente verdaderos”.

Causas y consecuencias de los rumores.

Los encuestados manifestaron que las causas principales que dan origen a los rumores están dadas por: “Falta de información”, “no comunicación” y “falta de claridad”.

Por lo tanto, existen gran cantidad de rumores circulando por las empresas, que en su mayoría contienen información negativa, una alta cuota de veracidad y son originados por una mala comunicación interna por parte de la empresa.

Estos datos no serían relevantes si los rumores no impactarán en la organización. Sin embargo, el 80% de los encuestados afirmó que el rumor influye “mucho” y “bastante”, y provocan efectos muy negativos tales como, “el daño en el clima laboral”, “la pérdida de confianza”, “Genera malas relaciones laborales” y “lastima la imagen y reputación de la empresa”, es decir: cuatro pilares fundamentales que afectan el corazón mismo de una organización.

Frente a este problema que aqueja a las organizaciones, es preocupante que el 50% de los encuestados haya manifestado que la estrategia principal que adopta la gerencia para combatirlo sea “minimizarlo”, y sólo un 25% reconoce que se busca “analizar las razones de su surgimiento”.

Quién y cómo se difunden los rumores.

Por otra parte, según los encuestados, las personas que más impulsan la circulación de rumores son las de “Planta o Staff” con un 72%. Este dato avala la teoría de que el rumor es un “contrapoder” utilizado con los empleados que justamente tienen menos jerarquía y voz propia.

Además, en cuanto a los espacios físicos donde más circulan los rumores, se destacaron los “pasillos” (57%), “Comedores” (45%) y “Baños” (45%). Estos espacios son lugares de encuentros donde se da una comunicación informal, alejados de la fuente de poder.

Finalmente, los encuestados manifestaron que el rumor es transmitido básicamente a través del “boca a boca” (94%), por “Teléfono” (27%) y por e-mails (24%). Las “redes sociales” aún no cobraron fuerza en este sentido, ya que obtuvieron apenas un 6% de votos.

Basta con 7 minutos de sexo.

Miércoles, 26 / octubre , 2011

Basta con 7 minutos de sexo.

Es lo debe durar un encuentro sexual para que ambas partes queden complacidas. Los terapeutas sexuales afirman que dos minutos es poco y más de 10 demasiado, ¿estás de acuerdo?

“El problema -señalan los expertos- es que la interpretación de un hombre o una mujer de su funcionamiento sexual y el de su pareja está fundada en creencias personales basadas en parte en los mensajes de la sociedad”.

Las ideas estereotipadas y el modelo sexual idealizado provocan frustración en la pareja.

Lo que estamos acostumbrados a oír, ver  y pensar es que cantidad es igual a calidad. Una teoría que se aplica a todos los ámbitos de la vida, pero que en lo que respecta a nuestra sexualidad,  no es el caso.Más no es siempre mejor. Aunque nos lo vendan en la publicidad, las series de televisión y en el cine, donde los encuentros sexuales se idealizan hasta alcanzar en algunos casos el ridículo más absoluto.

Por eso me ha parecido interesante este estudio cuyo objetivo principal es dar solución al alto número de parejas insatisfechas con su vida sexual. Los investigadores querían así motivar a los individuos, abrirles los ojos a la realidad e inducirlos a un cambio para mejorar sus relaciones.

“La mayoría de los hombres y mujeres creen en la fantasía de tener relaciones toda la noche, por lo que puede ser frustrante y decepcionante el no poder cumplirla”, explica Mc Corty, profesor de psicología.

“Desafortunadamente,  la cultura popular actual refuerza muchos estereotipos sobre la actividad sexual, y muchos hombres y mujeres parecen creer en la fantasía de los penes enormes, las erecciones duras como una roca y el acto sexual que dura toda la noche”, añade.

Para comprobar este supuesto (que 7 minutos son suficientes) los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad del Estado de Penn, hicieron un estudio con 50 miembros del Centro de Terapia e Investigación en Sexualidad de Estados Unidos, que incluía psicólogos, médicos, trabajadores sociales y terapeutas familiares.

Corty y Guardiani publicaron sus resultados en el ‘Journal of Sexual Medicine’. Según los encuestados, un encuentro sexual de uno o dos minutos es demasiado corto, y uno de diez minutos es demasiado largo.

La media es de siete minutos, y esta opinión pareció estar respaldada por la amplia mayoría de las personas entrevistadas a los que se preguntó el promedio de tiempo que debe durar un acto sexual, desde la penetración del pene a la vagina hasta la eyaculació3n.

[Relacionado: Las cinco grandes diferencias entre hombres y mujeres]

También se les pidió calificar lo que consideraban “adecuado”, “deseable”, “demasiado corto”, o “demasiado largo”.

La encuesta mostró los siguientes resultados en cuanto al acto sexual:

1.- Adecuado: de 3 a 7 minutos.
2- Deseable: entre 7 y 13 minutos.
3.- Muy corto: de uno a dos minutos (eyaculadores precoces).
4.- Muy largo: más de 13 minutos.

Con este estudio intentan “disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos reales sobre lo que es un acto sexual aceptable”. De esta forma, afirman, se podrán evitar decepciones y disfunciones sexuales.

Los expertos subrayan que estos resultados también tienen implicaciones para el tratamiento de la gente con problemas sexuales. Muchas personas que están preocupadas porque creen que no pueden alcanzar la duración ‘ideal’ de un acto sexual quizás piensan que padecen algún trastorno físico, por lo que es probable que se beneficien más recibiendo una terapia psicológica que tomando medicinas para lograr una ejecución sexual que se ajuste a ese ideal.

¿Qué opinas de estos datos? ¿Estás de acuerdo? ¿Cuánto debe durar en tu opinión el acto sexual?