www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

Coches

...navegando por la palabra clave

 
 

¿Por qué se han vendido tan pocos coches eléctricos?

Lunes, 20 / febrero , 2012

El coche eléctrico comenzará a despegar este año. O el que viene. En cualquier caso llegará. Y hay que prepararse para un cambio que revolucionará el modelo energético y de movilidad. De momento, esto es lo que hay disponible en el mercado. El pasado 30 de noviembre, cuando se cerró el plazo de solicitud de las ayudas concedidas por el Ministerio de Miguel Sebastián, se confirmó el fracaso del plan de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos, regulado en mayo por el Real Decreto 648/2011.

¿Por qué se han vendido tan pocos coches? La crisis general que afecta a todos los sectores es el primer argumento, pero también la falta de oferta de modelos, que han tardado en llegar más de lo previsto. Y su elevado precio. En el horizonte hay, no obstante, asuntos que pueden acelerar el proceso. El primero es China. Cada día son más las noticias que llegan desde el país asiático con protestas por los altos niveles de contaminación que tienen que soportar algunas ciudades. Y que cada vez soportan menos. La movilización ciudadana puede acelerar la apuesta que China está haciendo por el coche eléctrico. La otra cuestión es, cómo no, el petróleo. Cualquier movimiento político en la zona del Golfo Pérsico, donde se localizan los mayores productores del mundo, tiene un efecto desestabilizador extraordinario sobre el mercado de crudo. El embargo a Irán ha disparado el precio de los carburantes a máximos. De hecho, la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) calcula que viajar en coche cuesta hoy un 57% más que hace tres años. Se basa en datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, que cifra el litro de gasolina en 1.367 euros y el de gasoil en 1,360, cuando en enero de 2009 costaba 0,875 y 0,869 respectivamente. Por más que algunos prefieran no verlo, a nadie se le escapa que los vaivenes en torno al petróleo pueden trastocarlo todo.

En España, las ayudas previstas y no gastadas en 2011 han permitido prorrogarlas un año más (lo recoge el Real Decreto 1700/2011 del 18 de noviembre) hasta el próximo 30 de noviembre. Y se mantienen las cuantías: 2.000 euros para vehículos con una autonomía de 15 a 40 km; 4.000 euros para los que van de 40 a 90 km, y 6.000 para los que superen los 90 km de autonomía exclusivamente eléctrica. Es tanto como decir que habrá 2.000 euros para los híbridos enchufables, 4.000 para los de autonomía extendida y 6.000 euros para los eléctricos puros. Algo que no gusta nada a Toyota, porque considera que su nuevo Toyota Prius enchufable, que se pondrá a la venta en mayo o junio y que tendrá una autonomía de 23 km, será discriminado frente a los eléctricos puros.

Incluir las emisiones de CO2 en las tarjetas de ITV.

Miércoles, 14 / diciembre , 2011

Así se desprende de una Orden del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que entrará en vigor el 25 de julio de 2012, fecha en la ya estaba previsto modificar la tarjeta de la ITV por otras razones.

Este medida tiene por objeto facilitar a la Comisión Europea información fidedigna sobre los niveles de emisiones de CO2 comercializados en cada Estado miembro, para el seguimiento de la estrategia de reducción de estas emisiones. Bruselas pretendía que las emisiones medias de CO2 de los vehículos nuevos comercializados en Europa se situaran en 120 gramos por kilómetro en 2012, si bien los fabricantes solicitaron un aplazamiento hasta 2015. “Resulta imprescindible regular el modo de obtención de la información necesaria para crear una base de datos que permita la constancia, cruce con la información de los vehículos matriculados, depuración y homologación de los datos imprescindibles para la confección de la información estadística a transmitir a la Comisión Europa”, explica el texto de Industria.

El coche electrico.

Jueves, 3 / noviembre , 2011

Pagaría 30.000 euros por un coche eléctrico, más bien pequeño, con una autonomía de circulación máxima de 175 kilómetros y una infraestructura para recargarlo todavía escasa? Parece que de momento muy pocos conductores están dispuestos a pagar entre dos y tres veces más por este tipo de automóviles, similar al tradicional en tamaño y cilindrada.

Pese al aumento del compromiso medioambiental de los españoles en los últimos años, el precio sigue teniendo mayor peso en la decisión de compra de un vehículo en España. De hecho, según se desprende de un estudio elaborado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), el 53% de los conductores estaría dispuesto a comprar un coche eléctrico si su precio no superara en un 10% el de los coches de siempre.

Aunque sí es cierto que “a veces el producto llega al mercado antes de que la demanda real exista”, o esté preparada, el punto de inflexión en el vehículo eléctrico solo se producirá cuando el coste de inversión baje, asegura Alejandro Madrigal, director del Barómetro de Vehículos de Empresa (CVO) de Arval, compañía de renting del Grupo BNP Paribas.

Además del precio, la infraestructura de recarga y la vida de las baterías también están siendo determinantes en la decisión de compra de los consumidores, a juicio de José María López, subdirector del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (Insia), integrado en el Parque Científico y Tecnológico de la Universidad Politécnica de Madrid. Su implantación se producirá no solo cuando se equipare el precio con los coches convencionales, sino cuando además se normalice la infraestructura de recarga y se garantice, además, una vida digna de la batería de por lo menos 10 años, según López.

Este es uno de los caballos de batalla sobre los que trabajan actualmente gran parte de los fabricantes de coches. Compañías como Renault, Peugeot o Daimler han establecido alianzas con los productores de baterías o están iniciando la fabricación propia para abaratar el coste de estos componentes, que suponen el 60% de su precio.

Entre las empresas, el lastre del precio es también uno de los principales obstáculos, pero no el único. Su escasa autonomía tiene un papel protagonista entre los inconvenientes y más ahora “en un contexto de optimización de costes” generado por la crisis, como explica Madrigal. Lo cierto es que en el último año el interés de las empresas por incorporar vehículos eléctricos a sus flotas ha caído un 90%, según recoge el estudio de Arval.

Una tendencia de consumo que cambiaría sustancialmente si la autonomía de los eléctricos se ampliara. Según este estudio, hasta un 34% de las empresas incorporarían eléctricos a sus flotas si su autonomía llegara a los 300 kilómetros (casi el doble que la actual).

La incertidumbre de los consumidores respecto a los servicios posventa y la depreciación de estos vehículos también están siendo un freno para su despegue. No obstante, la compañía especializada en herramientas de valoración de siniestros Audatex acaba de documentar en base de datos el primer vehículo eléctrico (Nissan Leaf) en 3D para que los talleres sepan las piezas que hay que reparar, cómo hacerlo, el tipo de intervención y los tiempos. En cuanto al valor residual para la venta de segunda mano, muchos fabricantes se han comprometido a recomprar sus vehículos a un precio garantizado para animar a las empresas a adquirirlos.

Los conductores nacionales, ecológicos, pero no tanto.

Ni las subvenciones a la compra del Ministerio de Industria, que pueden llegar hasta los 6.000 euros, ni la exención del 75% del impuesto de circulación, puesto en marcha en 2004, ni la reserva de aparcamiento gratuito en zonas de estacionamiento limitado en ciudades como Madrid han conseguido despertar la demanda de los conductores españoles para comprar coches eléctricos. De hecho, en los primeros nueve meses de este año, tan solo se habían vendido unos 200 vehículos eléctricos, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). Y todo pese a que en muchas ciudades siguen aumentando los puntos de recarga, que además son gratuitos. Igual suerte está corriendo la demanda de los vehículos híbridos, que ha sufrido una estrepitosa caída en el último año. Según Arval, actualmente solo un 16% de las empresas españolas se plantea incorporarlos a sus flotas, frente al 31% de 2010. Son los vehículos de bajo consumo, por el contrario, los que siguen ganando terreno entre las inclinaciones de consumo de las empresas. Actualmente, ocho de cada diez compañías españolas prevén la incorporación de coches de este tipo a sus flotas antes de 2014, una tasa que dobla la intención de consumo del pasado año. Por su parte, las motos eléctricas sí han crecido mucho este año, en el que se han vendido casi un millar.

Los coches eléctricos en Madrid.

Martes, 8 / septiembre , 2009

Los vehículos eléctricos estarán exentos del pago de la tasa del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) a partir del año que viene y dispondrán de una red de puntos de recarga distribuida por las principales áreas de negocio y comercio de la ciudad.

Así lo ha anunciado hoy el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, en el acto, presidido por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, en el que los regidores de Madrid, Barcelona, Jordi Hereu; y Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, han ratificado los acuerdos del proyecto Movele de impulso a los coches eléctricos Ruiz-Gallardón ha anunciado que la exención de los parquímetros para los coches eléctricos se va a efectuar a través de la modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2010.

Ha declarado además que la bonificación del 75% en el impuesto sobre vehículos eléctricos durante toda su vida útil -un incentivo que de las seis ciudades más grandes de España sólo aplican Madrid y Barcelona- debe completarse con una profunda revisión del sistema.

La idea es, argumentó el alcalde, que el impuesto de cada vehículo se determine de acuerdo con su nivel de contaminación, tal y como ya ha trasladado el Ayuntamiento de Madrid a la Federación Española de Municipios y Provincias.

Asimismo, ha indicado que, mediante el convenio para desarrollar el Proyecto Piloto de Movilidad Eléctrica MOVELE, firmado el pasado 15 de julio entre el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) del Ministerio y la Fundación Movilidad del Ayuntamiento, en el plazo de 18 meses Madrid tendrá 280 nuevos puntos de recarga, 140 en superficie y 140 subterráneos.

Una inversión cercana a los 1,4 millones de euros -de los que el IDAE aportará 586.000- permitirá crear una red de puntos de recarga distribuida por las principales áreas de negocio y comercio de la ciudad a través de un proceso en el que están participando usuarios potenciales.

A dicha red se sumarán los puntos instalados en diferentes aparcamientos subterráneos que, en estos momentos, construye el Ayuntamiento, por lo que en total Madrid contará con unos 500 lugares de recarga para vehículos eléctricos.

Por otra parte, el alcalde ha considerado “aconsejable” para facilitar la instalación de dispositivos eléctricos de suministro individual en las plazas de garaje de las viviendas la revisión de la vigente Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal en lo referente a las mayorías requeridas para la adopción de acuerdos que afecten a elementos comunes.

De hecho, ya ha trasladado esta petición a los Ministerios de Industria y de Ciencia y Tecnología.

En el acto, el ministro de Industria ha citado al coche eléctrico como uno de los ejes del Pacto por la Energía que el presidente del Gobierno propondrá a las fuerzas políticas.

El titular de Industria, en dicho acto, aseguró que la estrategia de potenciación del coche eléctrico es una “cuestión de Estado, alejada de la confrontación política”, por lo que propuso a todos los partidos políticos, “especialmente al PP”, un diálogo por su implantación en el proyecto de Pacto por la Energía formulado por Rodríguez Zapatero.

Los convenios ratificados hoy tienen programada la implantación de 546 puntos de recarga en las tres ciudades, con unas inversión en instalaciones de 2,5 millones de euros, de los que uno será aportados por el IDAE.

Este organismo ha colgado ya en su página web el catálogo de vehículos que podrán acogerse a las ayudas que se establecen en un rango entre 750 y 20.000 euros.

El Proyecto Movele, incluido en el Plan Integral de Automoción, se ha marcado como primer objetivo la introducción de 2.000 coches eléctricos de diferentes segmentos en las ciudades españoles entre este año y el que viene.

Las ayudas que contempla el plan se elevan a 10 millones de euros, desglosados en 8 millones para la compra de vehículos, 1,5 millones para la creación de infraestructuras y 500.000 euros para asistencia técnica.

Residuo cero al reciclar un coche.

Jueves, 12 / febrero , 2009
Coche Electrico.

Coche Electrico.

La Federación Española del Reciclaje, los fabricantes de coches y las cementeras impulsan una iniciativa para convertir los residuos de automóviles en energía alternativa para la industria.

El tratamiento de vehículos al final de su vida útil en España ha mejorado mucho en los últimos años, de tal forma que el porcentaje de reciclaje alcanza los objetivos europeos. No obstante, aún queda la asignatura pendiente de aprovechar los materiales no reciclables de los que se compone el automóvil. Una pionera iniciativa de los recicladores y fabricantes de coches, que cuenta con el apoyo de la industria cementera, pretende ofrecer una solución a este reto a través de la preparación y uso de estos residuos inertes como combustibles alternativos en plantas de cemento.

Esta medida hará posible la valorización del 100% de los automóviles fuera de uso, consiguiendo alcanzar el residuo cero, ya que un 85% se reciclará y un 15% podrá ser valorizado energéticamente, superando así los niveles exigidos por la normativa europea vigente sobre vehículos al final de su vida útil, que fija en un 95% el porcentaje obligatorio de valorización para el horizonte 2015.

En España el grado de sustitución de combustibles fósiles no renovables (carbón y petróleo) por alternativos en la industria del cemento es inferior al 7%, lo que nos sitúa a la cola de Europa, donde el promedio es del 18%, según datos recogidos por la Federación Española del Reciclaje (FER) y por la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (Fundación CEMA).

Estas cifras ponen de manifiesto que nuestro país se encuentra todavía muy lejos de alcanzar los niveles de utilización de combustibles alternativos procedentes de residuos que emplean el resto de países de la Unión Europea, donde, por ejemplo, es llamativo el caso de estados como el de Holanda que alcanza un porcentaje superior al 80% o los de Francia o Alemania, con porcentajes que superan el 25%.

Con el fin de impulsar esta práctica, la FER, junto con SIGRAUTO (Asociación para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso) y OFICEMEN (Agrupación de Fabricantes de Cemento de España), abogan por la implantación a nivel nacional de una iniciativa que permite convertir los residuos no reciclables de los vehículos al final de su vida útil en combustible ecológico.

Mediante esta iniciativa, que ya se ha probado con éxito en cinco empresas cementeras del país, las organizaciones mencionadas quieren valorizar cerca de 120.000 toneladas de residuos anuales compuestos de una mezcla de plásticos, fibras textiles y espumas que, hasta la fecha, se desaprovechan en los vertederos, convirtiéndolos en una fuente de energía alternativa para la industria española.

Esta transformación, que garantiza una gestión correcta de los residuos para evitar que dañen el medio ambiente, permite el ahorro anual de alrededor de 80.000 toneladas de petróleo y cerca de 100.000 toneladas de carbón, ya que éstos tienen un poder energético cercano a las 5.000 kilocalorías/kilo. Además, al sustituir combustibles fósiles por materiales que, de no ser aprovechados, hubieran sido enterrados en vertederos, contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, ayudando así al cumplimiento del Protocolo de Kyoto.

Europa ratifica el tope de CO2 en 2012.

Viernes, 26 / septiembre , 2008
Co2.

Co2.

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo aprobó ayer la propuesta de la Comisión Europea para que los coches nuevos tengan que emitir a partir de 2012 un máximo de 130 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, frente a los actuales 160 gramos.

Este voto supone que la petición de la industria europea del automóvil, agrupada en la patronal ACEA, de retrasar hasta 2015 la nueva regulación en aras de no perder competitividad ha sido desestimada. Además los eurodiputados han apoyado también que los fabricantes que no cumplan con la normativa tengan que enfrentarse a severas multas a partir de 2015 por importe de 35 euros por cada gramo que rebase de los 130.

El voto de ayer en la Comisión de Medio Ambiente, que contradice el que se produjo en la Comisión de Industria, más favorable a los fabricantes, hace prever una batalla feroz en noviembre, cuando se vote el texto en pleno.

La propuesta tiene que ir aún al Consejo de la UE, donde están representados todos los países, y a nadie se le escapa que Alemania e Italia votarán en contra del mencionado proyecto de la CE.

El precio del gasoil.

Viernes, 2 / mayo , 2008

Gasolinera en Benin City, Nigeria.

Regrese de Nigeria en semana santa de este año, en los días que pase por allí recuerdo que me llamo la atención que el gasoil estaba mucho mas caro que la gasolina, y mira por donde que a mi regreso me encuentro que por aquí también empieza a estar el gasoil mas caro que la gasolina.

Esto parece que puede ser una tendencia ya que hay un sobre consumo de gasoil, quizás hay que pensar en comprarse los coches de gasolina …

Ah, para que os hagáis una idea de los precios de los carburante en Nigeria (fijaros en el cartel de la gasolinera que sale en la foto) una naira (la moneda de allí) equivale mas o menos a una de nuestras antiguas pesetas.