www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

Ecologia

...navegando por la palabra clave

 
 

Ecoempleos.

Viernes, 29 / junio , 2012

Para salir de la crisis y conseguir trabajo, el empleo verde es una de las principales soluciones. Así lo destacan algunos de los mejores expertos, que señalan los 11 mejores empleos verdes para encontrar un buen trabajo y mejorar de paso el medio ambiente: agricultura y ganadería ecológica; consultoría, ingeniería y auditoría ambiental; control y prevención de la contaminación; ecodiseño; ecoemprendizaje; energías renovables; nuevos yacimientos de empleo verde; rehabilitación de edificios; residuos; Responsabilidad Social Corporativa; y servicios energéticos.

1. Agricultura y ganadería ecológica

Luis M. Jiménez Herrero, director ejecutivo del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), explica que el empleo en agricultura y ganadería ecológica y en gestión de zonas forestales ha experimentado una “evolución significativa”. Jiménez Herrero destaca que en los últimos cinco años España ha duplicado la superficie dedicada a agricultura ecológica y que su superficie forestal es la que más ha crecido de la Unión Europea en los últimos años.

2. Consultoría, ingeniería y auditoría ambiental

El director ejecutivo del OSE señala que la consultoría, ingeniería y auditoría ambiental a empresas y entidades sigue teniendo un “amplio desarrollo en la actualidad”, como señalan los informes de su Observatorio (“Empleo Verde en una Economía Sostenible” o “Sostenibilidad en España 2011″). Según Herrero, a estas actividades “debemos añadir nuevas temáticas, como la implantación de etiquetas ecológicas, el cálculo de la huella de carbono, el desarrollo de proyectos de eficiencia energética y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Javier Martínez, dircom de Enviroo.com, portal de empleo verde, indica que estos perfiles, como consultores de medio ambiente, calidad o prevención de riesgos laborales “son más fáciles de cubrir por las empresas por haber mayor oferta de candidatos”.

3. Control y prevención de la contaminación

El control y prevención de la contaminación es “uno de los empleos verdes que mayor número de puestos de trabajo crean”, según Roberto Ruiz Robles, presidente de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Así lo señala el estudio “Green Jobs, empleo verde en España 2010″ de la Escuela de Organización Industrial (EOI) y la Fundación OPTI (Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial) en España.

4. Ecodiseño

El ecodiseño “sirve para que un producto tenga más eficiencia energética, mayor reciclabilidad, menor consumo de materiales, una vida útil más larga y una huella ecológica cero a lo largo de su vida util”, explica Fernando Barrenechea, director general de Ihobe, la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco, que centra su estrategia este año en el empleo verde. Por ello, señala Barrenechea, Ihobe y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han puesto en marcha “Aulas de Ecodiseño” para conseguir profesionales que “tarde o temprano trabajarán seguro, porque es esencial para los consumidores y la competitividad de las empresas”. Herrero lo considera un “sector emergente en el que se asiste a un incremento en empleo”.

5. Ecoemprendizaje

Txerra Ordeñana García, director de Emprendedor.es, considera que con la actual crisis en España no hay empleo pero sí trabajo, en especial en el ámbito verde. Por ello cree imprescindible “la dinamización del autoempleo de personas que apuestan por la filosofía verde, el ecoemprendizaje, la creación de microempresas y pymes que generen un amplio y buen tejido empresarial basadas en la cooperación, alianzas, “joint ventures”, etc.”

6. Energías renovables

El dircom de Enviroo.com afirma que los empleos verdes mejor remunerados tienen relación con los procesos más tecnológicos y de alta cualificación dentro de las energías renovables (ingenieros superiores para plantas termosolares, ingenieros de parque eólicos, etc.).

El director ejecutivo del OSE, por su parte, cita diversos informes que estiman que en 2030 las renovables podrían generar 20.400.000 empleos en todo el mundo, dos millones y medio para 2020 en la Unión Europea, y 200.000 en España en 2020.

Mientras, el presidente de ACA matiza que este sector ha sufrido “un fuerte parón en los últimos meses”, pero podría repuntar “si se aprueba el decreto de autoconsumo eléctrico, y si se apuesta de verdad por aprovechar la electricidad generada en casa y vender el excedente a la red”. En todo caso, añade, es un sector de futuro, y así lo ven de claro en muchos países como Alemania, con el cierre de nucleares, o Dinamarca, que pretende ser 100% renovable en 2050.

7. Nuevos yacimientos de empleo verde

Jiménez Herrero también observa un incremento del empleo verde en sectores emergentes relacionados con la biodiversidad, el turismo sostenible, la I+D, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la gestión ambiental, la movilidad sostenible, el coche eléctrico, los ecoparques, los planteamientos ecológicos en actividades productivas, la mitigación o adaptación al cambio climático, la bioeconomía y biotecnología, los cultivos agroenergéticos, etc. Por ejemplo, según el director ejecutivo del OSE, se estima que para 2020 se crearán unos 800.000 empleos relacionados con el transporte sostenible.

8. Rehabilitación de edificios

El presidente de la Asociación de Ciencias Ambientales cree que en los próximos años se apostará “fuertemente” por la rehabilitación energética de edificios. La ACA señalaba en un reciente informe sobre la pobreza energética en España que podrían generarse 35.500 empleos estables de aquí a 2030 para recuperar los 2,1 millones de viviendas que se encuentran en dicha situación.

El director general de Ihobe amplía el concepto de rehabilitación de viviendas también al agua, los materiales, etc. Barrenechea reconoce la necesidad de que la Administración se implique y apruebe planes específicos: “no puede caer en el consumidor final toda la responsabilidad ambiental.”

9. Residuos

Jiménez Herrero recuerda que la gestión, tratamiento y depuración de residuos es la actividad “de mayor peso en el empleo verde tradicional en España”: más de 140.000 puestos de trabajo, el 26,4% del total. No obstante, matiza que tiene menor recorrido en generación de empleo futuro, “aunque ahora empiezan a destacar otros subsectores vinculados a la gestión de infraestructuras inteligentes de agua con nuevas tecnologías que tendrán un importante desarrollo inmediato”.

10. Responsabilidad Social Corporativa

Javier Martínez indica que entre los empleos más demandados en la actualidad también se encuentra la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Según Txerra Ordeñana, el “responsable social” atiende y garantiza todos los criterios de la RSC y los convierte, además, en rentabilidad para la compañía de cualquier sector.

11. Servicios Energéticos

Las empresas de servicios energéticos (ESE), que mejoran la eficiencia de empresas, instituciones o ciudadanos, “generarán cientos de empleos a corto plazo”, según el director general de Ihobe. En opinión del director ejecutivo del OSE, “la rehabilitación energética es una gran esperanza para el sector de la construcción. Se estima que podrían crear entre 350.000 y 400.000 empleos cualificados”. Sin embargo, Barrenechea apunta que las ESE no tienen suficiente personal cualificado, y por ello señala que la formación será esencial.

Ciudad por los bosques.

Lunes, 14 / junio , 2010

WWF España concede a Madrid el reconocimiento de “Ciudad por los bosques” por su compromiso con la compra pública responsable de productos forestales. Así, el Ayuntamiento prima la madera procedente de bosques con certificación forestal FSC para luchar contra las talas ilegales e insostenibles. Algo importante, ya que las Administraciones públicas españolas gastan anualmente más de 2.000 millones de euros en madera y papel, siendo precisas cada año 2 millones de hectáreas de superficie forestal para satisfacer sus necesidades.

A pesar de esta situación, sólo nueve entidades: Barcelona, Benicarló, Gavá, León, L´Hospitalet de Llobregat, Madrid, Sant Boi de Llobregat, Murcia y la Diputación de Toledo toman cartas contra estos problemas y se sitúan, por tanto, en la lista verde de este Observatorio. Esto significa que únicamente ellas aplican en la actualidad un programa de compra responsable para controlar el origen de los productos forestales que consumen.

Por el momento, otra treintena de ciudades ya han mostrado su compromiso, aunque no han avanzado aún en el desarrollo de medidas concretas o en su aplicación. El resto, 300 ayuntamientos (el 88 por ciento) en toda España, no ha desarrollado aún instrumentos de control sobre el origen de los productos forestales que consumen.

Estas cifras son preocupantes, ya que existe una legislación nacional, la Ley de Montes, que incorporó hace cuatro años la necesidad de que las Administraciones Públicas tomaran medidas para impedir la compra de madera procedente de talas ilegales.

Cabe recordar que hasta el 10 por ciento del volumen de madera y papel que consume el mercado ibérico procede regiones donde la tala ilegal es una práctica habitual. Un problema que genera en los países productores pérdidas de unos 12.000 millones de euros al año, según el Banco Mundial. Además, la península Ibérica es el segundo mayor consumidor de madera tropical aserrada del mundo.

WWF solicita a los gobiernos locales que apliquen urgentemente medidas de compra responsable de productos forestales, según lo establecido en la Ley de Montes, dando prioridad a los productos certificados por sellos como el FSC.

“Nuestro objetivo es que se sumen el mayor número de ciudades a esta iniciativa y lograr que España acabe siendo un país líder en el consumo responsable del productos forestales”, apunta Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España. Y concluye: “A través de su poder de compra, las Administraciones públicas tienen la llave para influir en el mercado y dinamizar el medio forestal español, reactivando el consumo de madera, papel y corcho de origen local y con certificación FSC”.

La huella ecológica.

Miércoles, 18 / febrero , 2009
Basura.

Basura.

Las ciudades de Cáceres, Cuenca, Badajoz, Albacete, Córdoba, Jaén y Teruel se encuentran entre las que mejor huella ecológica presentan, según el último informe ‘Sostenibilidad Local. Una aproximación urbana y rural’ presentado hoy por el Observatorio de la Sostenibilidad (OSE), que concluye que se necesitaría casi tres veces la superficie de España para mantener el nivel de vida y población.

La mayoría de las grandes ciudades españolas superan la biocapacidad disponible en sus provincias (huella ecológica), lo que significa que sus ciudadanos consumen más recursos y generan más residuos de los que el territorio de su provincia es capaz de asumir.

Así, en ciudades como Santander, Madrid, Barcelona, Bilbao, Cádiz, Pamplona o La Coruña es más notable esa huella ecológica.

Además, el análisis conjunto de la huella ecológica y el índice de desarrollo humano muestra que las capitales de provincia española presentan una huella ecológica por encima de la biocapacidad media a nivel mundial (1,8 hectáreas), lo que las sitúa por encima del objetivo deseable de sostenibilidad (más de 0,8 hectáreas y menos de 1,8).

El documento señala también que la huella ecológica del español medio se situó en 2005 en 6,395 hectáreas globales de territorio productivo anuales, lo que indica que como media, cada español necesita ese área territorial al año para satisfacer sus consumos y absorber sus residuos. Del total, el 67,61 por ciento corresponde a los consumos energéticos; el 15,67 por ciento a la agricultura, el 5,58 por ciento a la ganadería y el 5,38 por ciento a la pesca.

El director del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), Luis Jiménez Herrero precisó hoy en la presentación del informe junto a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, otra de las conclusiones del estudio indica que el crecimiento urbano muestra importantes síntomas de insostenibilidad, de tal manera que en España está clasificado como suelo urbano el doble de terreno necesario para los aumentos de población correspondiente.

Por otro lado, destacó que el medio rural “exporta sostenibilidad” al medio urbano y cada vez adquiere más valor por los servicios que presta. Es por ello que el desarrollo sostenible del mundo rural es una fórmula para generar empleo y riqueza, más allá del turismo rural sostenible.

Por todo ello, Jiménez Herrero apostó por un nuevo diálogo estratégico entre el campo y la ciudad para salvar los desequilibrios territoriales y “apostar decididamente por un enfoque estratégico de cohesión territorial y social” que incluya tanto las dimensiones urbanas y rurales.

El cuarto informe temático del OSE ‘Sostenibilidad local: una aproximación urbana y rural”, analiza los modelos de desarrollo de las áreas urbanas y rurales de España y sus interacciones e impactos económicos, ambientales y sociales.

En concreto, está dividido en tres bloques: el primero se aproxima a la sostenibilidad local en su vertiente urbana en 50 capitales de provincia; el segundo analiza la sostenibilidad rural con 49 indicadores, y el tercero estudia las interacciones urbano-rurales con el objetivo de abordar un “nuevo diálogo campo-ciudad en aras de superar los desequilibrios territoriales con nuevas estrategias de futuro”.

En cuanto a la sostenibilidad rural, el documento denuncia que su mayor amenaza es el despoblamiento y el abandono del campo, lo que ha generado déficit de infraestructuras y servicios que reducen las oportunidades y la calidad de vida de los habitantes rurales, ya que el éxodo rural fue en paralelo al crecimiento urbano de las grandes ciudades y del litoral.

Las áreas rurales en España ocupan el 90 por ciento del territorio, pero en ellas sólo vive el 20 por ciento de la población. A pesar de esta diferencia significativa, éstas áreas albergan buena parte del patrimonio natural, cultural y paisajístico, lo que indica la “importancia de alcanzar un desarrollo rural sostenible”.

Por este motivo, Jiménez Herrero abogó por la implantación de un mecanismo de compensación como el pago por servicios ambientales para “potenciar el mantenimiento de la provisión de los bienes y servicios de los ecosistemas rurales hacia los urbanos”.

“Esto responde a un enfoque avanzado de internalización de externalidades ambientales positivas para que las zonas en riesgo ambiental, social y cultural logren avanzar hacia un desarrollo sostenible, con acciones de conservación, y la gestión y ordenación del territorio a través de este tipo de incentivos”, remachó Jiménez Herrero.

Finalmente, recordó las “nuevas oportunidades” ligadas a las políticas contra el cambio climático que permiten el desarrollo de nuevas fuentes de energía sostenible creando “nuevos yacimientos de empleo verde” y fomentando la “economía de la biodiversidad”.