www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

ONU

...navegando por la palabra clave

 
 

Reducir el SIDA.

Miércoles, 26 / noviembre , 2008
VIH/SIDA.

VIH/SIDA.

Expertos de la ONU afirmaron hoy que las pruebas universales y el temprano acceso al tratamiento antirretrovial reduciría en 95 por ciento los casos de VIH/SIDA en la próxima década.

En un estudio divulgado por la publicación médica The Lancet, los especialistas aseguraron que ambas condiciones beneficiarían también la salud pública, con una disminución de la tuberculosis y la transmisión del VIH de madres a hijos.

Los autores, pertenecientes a la Organización Mundial de la Salud (OMS), agregaron que además se conseguiría una caída en las cifras de muertes, en países donde ocurren epidemias generalizadas del VIH.

Realizada sobre la base de estadísticas, la investigación incluyó crecientes preocupaciones entre la población sobre derecho individual, la tolerancia a los medicamentos, la toxicidad y los desafíos financieros.

En una nota de prensa circulada aquí y originada en la sede del a OMS en Ginebra, se señala la necesidad de mantener y ampliar las intervenciones de prevención de esta pandemia. Esto incluye la circuncisión masculina, la atención de la población de alto riesgo, las pruebas médicas voluntarias y la evaluación inmunológica para determinar la elegibilidad para la terapia con drogas antirretrovirales.

El estudio antecede la celebración el 1 de diciembre del Día Mundial de Lucha contra el SIDA.

Según se anunció, la OMS organizará a principios de 2009 una reunión de donantes, promotores de derechos humanos, clínicos, expertos y directivos de programas del SIDA para analizar temas vinculados como el uso de antirretrovirales para la prevención.

Cuidado con las relaciones sexuales de riesgo.

Martes, 4 / noviembre , 2008
Sexo.

Sexo.

Las relaciones sexuales de riesgo son la segunda causa de enfermedad y de mortalidad en los países en desarrollo y la novena en los industrializados, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La organización de la ONU con sede en Ginebra ha coordinado la elaboración de un estudio sobre los problemas de la salud sexual y reproductiva en el que se denuncia un descenso de los fondos que se destinan a combatirlos, “crecientes injerencias políticas” y “reticencia general a plantar cara a este tipo de amenazas”. El estudio, que se ha elaborado con datos de 59 países y que ha publicado esta semana la revista ‘The Lancet’, revela que los matrimonios cada vez más tardíos propician las relaciones sexuales previas.

Esa situación, a su vez, explica el aumento de embarazos no deseados, abortos fuera del control médico y la propagación de enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes. Así, la organización sanitaria calcula que cada año podría haber en el mundo cerca de 80 millones de embarazos no deseados, de los que 45 millones se interrumpen, así como 19 millones de abortos que se practican fuera del control médico.

Esos abortos se traducen “en unas 68.000 muertes y millones de atentados contra la salud e incapacitaciones permanentes”, dice la OMS. Además, anualmente más de medio millón de mujeres muere a causa de complicaciones derivadas del embarazo y del parto. En cualquier caso, la OMS asegura que el acceso mundial a métodos anticonceptivos ha mejorado, aunque calcula que aún hay en el mundo cerca de 120 millones de parejas “que no los consiguen, a pesar de que sí querrían utilizarlos o los necesitarían”.

“Estas estadísticas son muestra de un espantoso catálogo de dramas humanos”, asegura la subdirectora general de la OMS para la Salud Familiar, Joy Phumaphi, para quien “la comunidad internacional cada vez da menos prioridad a este tipo de problemas”. Entre 1995 y 2003 el apoyo de los donantes de fondos para la planificación familiar cayó de 560 a 460 millones de dólares anuales, según los datos del estudio.

La adaptación al cambio climático.

Domingo, 28 / septiembre , 2008
Huracan.

Huracan.

Si el cambio climático arrecia y el cauce del río sube en Holanda, desde hace ya cuatro años hay barrios enteros de casas preparadas para flotar. Venecia, una zona extremadamente vulnerable, tendrá listo en 2011 un sistema de murallas móviles subacuáticas para aislar el mar de la laguna que rodea la ciudad, cuando suba la marea. Mientras, en España se siguen autorizando construcciones de casas en la Manga del Mar Menor (Murcia) donde, dice Medio Ambiente, en 2050 habrá subido el nivel del mar 15 centímetros. El ministerio “aconsejó” el año pasado una moratoria urbanística que no ha sido atendida.

Todos los informes, desde el elaborado en 2007 por el Panel Internacional del Cambio Climático (IPCC), dependiente de la ONU, hasta el suscrito por el catedrático de ecología José Manuel Moreno, también miembro de la mesa del IPCC, aseguran que el Mediterráneo, y muy acusadamente la Península Ibérica, es una de las zonas más vulnerables.

Un informe del Banco Mundial sobre ciudades resistentes al clima publicado este verano incluye las que han tomado el reto de la adaptación con seriedad: entre ellas están Milán, Tokio, Nueva York o Dong Tan (China). España no aparece en esa lista.

Hay tres fases que cumplir para una adecuada adaptación: conocer el clima del futuro localmente, evaluar su impacto en cada actividad y adaptarse. Una portavoz de Medio Ambiente afirma que si no se han tomado medidas concretas aún es porque “es imprudente tomarlas cuando no se conocen las zonas de riesgo”. “La Agencia Española de Meteorología está estudiando los distintos escenarios climáticos para España”, añade.

España se está quedando atrás. El Gobierno tiene aprobadas 80 medidas urgentes desde 2007 para reducir el CO2 y recientemente ha anunciado más. Plantará 45 millones de árboles. Son medidas de mitigación, pero las de adaptación al futuro marchan con retraso.

Existe un Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático desde 2006 que asegura que los sectores españoles más sensibles son el agrícola, el de las finanzas y el de los seguros; también se verá perjudicada la salud humana. Según dicho plan, en 2001 teníamos que haber comenzado a tomar medidas urgentes para disminuir el riesgo de padecer las convulsiones del calentamiento en esos sectores. Siete años después no hay proyectos concretos.

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, asegura que la adaptación es uno de los cuatro ejes de trabajo del Gobierno, con especial atención a la gestión de recursos hídricos. Pero, “aunque el plan de adaptación es ambicioso, no se está avanzando al ritmo debido”, denuncia Jaime Ribalaygua, presidente de la Fundación para la Investigación del Clima.

¿Qué efectos del cambio climático tenemos que sortear? La sentencia judicial de San Glorio, que prohibió el pasado invierno construir una pista de esquí sobre un parque natural de Palencia, León y Cantabria es uno de ellos. El juez argumentaba que era “muy dudosa la viabilidad económica” de la estación “por el cambio climático”. Pero es tan sólo un ejemplo.

Donde España no ha perdido el tren es en el sector del vino, que sí está tomando en serio la adaptación. El clima afecta mucho a la calidad de la uva. El Gobierno ha creado grupos de investigación para que los viñedos sean capaces de resistir las variaciones de temperatura. “Se está haciendo un seguimiento intenso”, comenta Teresa Ribera. Los investigadores están estudiando plantar especies nuevas o modificar genéticamente los antiguos viñedos. Ribera afirma que el Banco Mundial “está muy atento a esta investigación” porque, en esto sí, “somos pioneros”.

Los puntos calientes del Ártico.

Jueves, 7 / agosto , 2008

La batalla por conquistar el último gran territorio virgen del planeta avanza indefectiblemente, y comienzan ya a dibujarse las fronteras del Círculo Polar Ártico. Un equipo de científicos de la Universidad de Durham, al norte de Inglaterra, publicó ayer un mapa en el que se detalla una eventual división de la gran masa de hielo.

El diseño británico muestra las disputas territoriales que enfrentan a Estados Unidos, Rusia, Canadá, Dinamarca y Noruega por el control de las heladas aguas del Polo Norte. Pero, sobre todo, por hacerse con las rutas comerciales y las ingentes reservas de petróleo y gas que se esconden bajo el Ártico.

“Hemos intentado mostrar todas las reivindicaciones conocidas y los límites acordados”, declaró ayer a la BBC el director del estudio, Martin Pratt. Su departamento, la Unidad de Investigación de Fronteras Internacionales (IBRU, en sus siglas en inglés), ha utilizado un avanzado sistema informático que tiene en cuenta todos los factores conocidos del contencioso. Su análisis geográfico marca las zonas de conflicto entre los cinco países enfrentados, que reclaman como propias.

La carrera por el Ártico comenzó hace décadas, y fue la Organización de Naciones Unidas la que marcó las reglas del juego en 1982. La Ley del Mar estableció entonces que los países ribereños tienen derechos económicos sobre las 200 millas náuticas (370 kilómetros) contadas a partir de sus costas, la Zona Económica Exclusiva (ZEE). Sin embargo, la misma norma fijó un plazo por el que, a partir de 2009, podrán solicitar una ampliación. Si un país demuestra que su plataforma continental, el lecho marino anexo al continente, sobrepasa el límite de las 200 millas, podrá extenderse mas allá.

Las circunstancias extremas y el enorme coste de los estudios necesarios para demostrar sus derechos no han frenado a las potencias interesadas. Todos los países han iniciado complejas investigaciones para reclamar una ampliación de su soberanía.

La tensión por el control del Ártico llegó a un punto culminante en agosto del pasado año, cuando Rusia plantó su bandera en el fondo marino situado bajo el Polo Norte. “La seguridad energética es un interés impulsor”, destacó Pratt, el director del estudio británico. De hecho, se calcula que la cuarta parte de las reservas desconocidas de petróleo y gas natural del mundo se ocultan en esta región. La evaluación geológica que presentó Estados Unidos en julio pasado cifra en 90.000 millones el número de barriles diarios de petróleo que podrían extraerse.

La conquista de las rutas marítimas es el segundo gran objetivo de la aventura ártica. El calentamiento global está acelerando drásticamente el deshielo, permitiendo nuevas vías comerciales. En 2007 se abrió el Paso del Noroeste, lo que rebaja hasta 14.000 kilómetros los 18.200 del trayecto entre Tokio y Nueva York. Su control ha sido reivindicado por Canadá desde 1973, al argumentar que pasa sobre su plataforma continental. La intención de España en este conflicto es que el Paso del Noroeste sea considerado como aguas internacionales por su interés pesquero.

La otra ruta, el Paso del Noreste, que comenzará a descongelarse en los próximos años, ya ha sido aprovechado por los rusos utilizando potentes rompehielos. Cruzarlo reduce a 13.000 kilómetros los 21.600 que separan Hamburgo de Tokio.

Tan sólo EE UU resta por ratificar el Tratado del Mar, lo que le da más tiempo para presentar los resultados de sus estudios. No obstante, si otras naciones demuestran antes su derecho podrían conseguir una mayor soberanía. El tiempo apremia y todos quieren ser los primeros en marcar sus posiciones. Si las cinco potencias interesadas no llegan a un acuerdo según lo establecido, la ONU podría imponer una Administración Internacional sobre el Ártico. Los enormes intereses que esconde la zona hacen pensar que los países interesados preferirán pactar antes que ceder a la humanidad el continente de hielo.

La crisis alimentaria.

Domingo, 15 / junio , 2008

La semana pasada se celebró en Roma la cumbre sobre seguridad alimentaria, cambio climático y bioenergía. Los representantes de los 193 países miembros de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) adoptaron una declaración final en la que se comprometen a luchar contra el hambre en el mundo y a no utilizar los alimentos como instrumento político y económico. Sin embargo, algunos países consideran que el documento no incluye medidas reales para acabar con el hambre en el mundo.

Cuántas veces hemos oído la voz quebrada de los líderes de las grandes potencias hablando sobre el hambre en el mundo. En cuántas ocasiones hemos comprobado que las buenas palabras se las lleva el viento. El hambre y la miseria en el mundo, la pobreza de los desheredados en definitiva, siguen siendo el espejo donde la sociedad opulenta refleja sus excesos y sus banalidades. De esa misma realidad, con dos caras contrapuestas, pende el futuro de la humanidad. El analista del sistema alimentario mundial, Raj Patel, autor de , nos recuerda que mientras mil millones de seres necesitados sobreviven a duras penas, otros mil millones de opulentos nos gastamos 59.000 millones de dólares en productos para adelgazar.

Los alimentos -el bien primario más necesario para la subsistencia- son junto al petróleo, las nuevas tecnologías energéticas y la ingeniería genética, el centro de las agendas económicas de las grandes multinacionales. Las tierras, las semillas, el agua, los recursos naturales, en definitiva, casi todos los bienes comunes básicos para la vida se han convertido en mercancía valiosa en manos del mejor postor. Cuatro corporaciones de la industria alimentaria -Unilever, Nestlé, Cargill, ADM- controlan más de la mitad del alimento mundial. La riqueza de la Tierra es detraída por unos pocos a costa de todos.

Las medidas humanitarias no pasarán de ser caridad hipócrita hasta que no se altere el orden real de prioridades en la distribución de los recursos. Distintas estimaciones económicas indican que 20.000 millones de dólares, bien administrados, serían suficientes para erradicar el hambre del mundo. Muchas entidades políticas y organismos sociales vienen demostrando, desde hace años, que con decisiones auténticas, más allá de la retórica filantrópica, las causas del hambre en el mundo se pueden atajar de raíz sin alterar el actual sistema económico mundial. Como dice el filósofo Slavoj Zizek la caridad humanitaria es una de las grandes trampas morales de nuestros días. Forma parte directa de las estrategias del sistema de orden: te quito todo el dinero y luego te doy las vueltas.