www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

Parejas

...navegando por la palabra clave

 
 

Basta con 7 minutos de sexo.

Miércoles, 26 / octubre , 2011

Basta con 7 minutos de sexo.

Es lo debe durar un encuentro sexual para que ambas partes queden complacidas. Los terapeutas sexuales afirman que dos minutos es poco y más de 10 demasiado, ¿estás de acuerdo?

“El problema -señalan los expertos- es que la interpretación de un hombre o una mujer de su funcionamiento sexual y el de su pareja está fundada en creencias personales basadas en parte en los mensajes de la sociedad”.

Las ideas estereotipadas y el modelo sexual idealizado provocan frustración en la pareja.

Lo que estamos acostumbrados a oír, ver  y pensar es que cantidad es igual a calidad. Una teoría que se aplica a todos los ámbitos de la vida, pero que en lo que respecta a nuestra sexualidad,  no es el caso.Más no es siempre mejor. Aunque nos lo vendan en la publicidad, las series de televisión y en el cine, donde los encuentros sexuales se idealizan hasta alcanzar en algunos casos el ridículo más absoluto.

Por eso me ha parecido interesante este estudio cuyo objetivo principal es dar solución al alto número de parejas insatisfechas con su vida sexual. Los investigadores querían así motivar a los individuos, abrirles los ojos a la realidad e inducirlos a un cambio para mejorar sus relaciones.

“La mayoría de los hombres y mujeres creen en la fantasía de tener relaciones toda la noche, por lo que puede ser frustrante y decepcionante el no poder cumplirla”, explica Mc Corty, profesor de psicología.

“Desafortunadamente,  la cultura popular actual refuerza muchos estereotipos sobre la actividad sexual, y muchos hombres y mujeres parecen creer en la fantasía de los penes enormes, las erecciones duras como una roca y el acto sexual que dura toda la noche”, añade.

Para comprobar este supuesto (que 7 minutos son suficientes) los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad del Estado de Penn, hicieron un estudio con 50 miembros del Centro de Terapia e Investigación en Sexualidad de Estados Unidos, que incluía psicólogos, médicos, trabajadores sociales y terapeutas familiares.

Corty y Guardiani publicaron sus resultados en el ‘Journal of Sexual Medicine’. Según los encuestados, un encuentro sexual de uno o dos minutos es demasiado corto, y uno de diez minutos es demasiado largo.

La media es de siete minutos, y esta opinión pareció estar respaldada por la amplia mayoría de las personas entrevistadas a los que se preguntó el promedio de tiempo que debe durar un acto sexual, desde la penetración del pene a la vagina hasta la eyaculació3n.

[Relacionado: Las cinco grandes diferencias entre hombres y mujeres]

También se les pidió calificar lo que consideraban “adecuado”, “deseable”, “demasiado corto”, o “demasiado largo”.

La encuesta mostró los siguientes resultados en cuanto al acto sexual:

1.- Adecuado: de 3 a 7 minutos.
2- Deseable: entre 7 y 13 minutos.
3.- Muy corto: de uno a dos minutos (eyaculadores precoces).
4.- Muy largo: más de 13 minutos.

Con este estudio intentan “disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos reales sobre lo que es un acto sexual aceptable”. De esta forma, afirman, se podrán evitar decepciones y disfunciones sexuales.

Los expertos subrayan que estos resultados también tienen implicaciones para el tratamiento de la gente con problemas sexuales. Muchas personas que están preocupadas porque creen que no pueden alcanzar la duración ‘ideal’ de un acto sexual quizás piensan que padecen algún trastorno físico, por lo que es probable que se beneficien más recibiendo una terapia psicológica que tomando medicinas para lograr una ejecución sexual que se ajuste a ese ideal.

¿Qué opinas de estos datos? ¿Estás de acuerdo? ¿Cuánto debe durar en tu opinión el acto sexual?

Dónde hay que tocar para llegar al clímax.

Lunes, 26 / septiembre , 2011

La satisfacción sexual de las mujeres es uno de los temas que más preocupa a los hombres. A muchos les atormenta la idea de que su pareja no disfrute realmente  durante el coito y finga para no herirle.

El placer se propaga de forma secuencial a través del cerebro.

Por eso los resultados de esta investigación son tan relevantes. Porque además de identificar los puntos estratégicos del placer femenino, el mapa cerebral podrá ayudar a los médicos a tratar la falta de apetito sexual.

La investigación consistió en introducir mujeres en un escáner para poder tomar una resonancia magnética durante la excitación.

Encabezado por el científico Barry Komisaruk de la Universidad de Rutgers (EEUU) y publicada en la revista ‘The Journal of Sexual Medicine’, el estudio comprueba la relación del cerebro con la estimulación de los pezones, lo cual activa las mismas áreas cerebrales que se ven involucradas en la estimulación genital. Esto explica el porqué los tocamientos pueden hacer alcanzar el orgasmo a muchas mujeres.

Estimulación sexual.

Para llevar a cabo la investigación se realizaron resonancias magnéticas a una pequeña muestra de 11 mujeres en plena excitación sexual.

Los resultados desvelan las zonas cerebrales que se activan durante la estimulación del clítoris, la vagina y del cuello del útero; destacando hasta 30 zonas distintas del cerebro que son fuente directa de placer, que están relacionadas con el tacto, la sensación de recompensa, la memoria e incluso el dolor.

El análisis muestra de manera evidente cómo la manipulación genital se propaga secuencialmente a través del cerebro a partir de la activación inicial de la corteza sensorial, y al mismo tiempo activa las regiones del cerebro que producen el orgasmo.

Además del escáner, para llevar a cabo la investigación se realizaron ensayos de cinco minutos que constaban de 30 segundos de descanso y otros 30 de auto-estimulación repetidos cinco veces.

Para elaborar el mapa, las mujeres debían auto-estimularse, bien con la mano o con un vibrador cilíndrico, realizando movimientos rítmicos tanto en el clítoris como en la pared de la vagina, el cuello uterino o el pecho. Todas recibían las instrucciones a través de unos auriculares desde la sala de investigación.

Por otro lado, las participantes debían tocarse de manera rítmica el pulgar o un pie para así encontrar los puntos de referencia en la corteza sensorial.

Asimismo se logró comprobar científicamente que el clímax tiene un fuerte poder analgésico.

Por tanto, con este nuevo mapa de la actividad sexual en las mujeres, los científicos esperan dar solución a los problemas de falta de deseo sexual así como identificar las enfermedades patológicas que pudieran ser resueltas con la práctica del orgasmo.

Lo que las mujeres piensan durante la primera cita.

Viernes, 26 / agosto , 2011

Piensas que esta primera cita se ha desarrollado bastante bien… Y, sin embargo, los días pasan y sigues sin noticias. La llamas y no te responde, le dejas mensajes y no te devuelve las llamadas… ¿Qué ha pasado? ¿Por qué ha decidido que esta primera cita va a ser la última? Seguramente has metido la pata con uno de los diez mata-amores de las primeras citas. ¿Ella no te ha dicho nada? Eso es porque hay cosas que las mujeres piensan bajito… Por ejemplo:

1. ¡Vas demasiado perfumado!

No tengo nada en contra del perfume, pero tengo las fosas nasales suplicando clemencia. No llego a oler si lo que tengo en mi taza es un café o un zumo marrón al extracto de almizcle o loción para después del afeitado.

2. No me gusta que se me peguen

Lo entiendo, quieres jugar a los gentleman, ser galante… Pero, como has leído en mi perfil, me gusta más mi independencia. Pasar a buscarme, abrirme la puerta del coche, la del restaurante, apartarme la silla, pagar la cuenta, etc., es como vivir con una ostra pegada a su roca.

3. ¡Guarda el móvil!

Sinceramente, al cabo de la tercera llamada que contestas porque “es importante”, comienzo a pensar que yo, que estoy al otro lado de la mesa, soy un poco “insignificante”…

4. Tu madre ciertamente es una mujer fascinante, pero…

… No estoy segura de si el relato detallado de su vida, sus méritos, sus éxitos culinarios sea la manera más sutil de darme la bienvenida en tu vida…

5. ¡Deja de criticarlo todo!

Quizás, en efecto, el servicio no es perfecto, la decoración no es genial, tu plato está demasiado salado, en la mesa de al lado hablan demasiado fuerte… Pero, francamente, criticarlo todo no te hace más interesante. Sólo te hace más molesto.

6. Ok, tienes un lado natural, pero el olor del esfuerzo…

… No es híper sexy, al contrario de lo que alguno/as puedan afirmar. ¡Ve y date una ducha para refrescarte y regálate un nuevo desodorante!

7. Si tu ex era tan bella / inteligente / generosa…

… ¿Por qué no sigues con ella? ¿Porque ella te ha dejado? Entonces, llámame cuando te hayas quitado el duelo por esa relación…

8. Si quieres llorar, ¡prueba con las cartas al director!

Sí, la vida es dura, las mujeres son injustas, las relaciones difíciles. Pero yo no busco una víctima, un perdedor, un deprimido…

9. He pedido una ensalada y tú el menú ¿y quieres que paguemos a medias?

¿De verdad? Prefiero invitarte a comer, más que aceptar esta división tan poco galante. Es importante que nuestra primera cita no me deje un mal sabor de boca.

10. ¡Tus proezas sexuales no me interesan!

E incluso si me interesaran, me gustaría descubrirlas en persona, ¡no que me las cuentes! Tus hazañas en el club de vacaciones encantarán a tus amigos, pero no a mí.

Así que, Señores, tenéis que saber que, aunque ellas no digan nada, piensan algo… De hecho, para la próxima vez, ya sabéis qué errores no repetir. Porque ellas no te lo dirán, pero cualquiera de estos 10 pasos en falso puede arruinar una primera cita.

Consejos para seducir.

Martes, 26 / julio , 2011

Esto también sucede a través de fotografías, alguien puede saber o creer que eres simpático/a, extrovertido/a,  agradable… sólo con echar un vistazo a tu foto.

Por ello, Joe Navarro, experta en comunicación no verbal y coautora del libro Lo que todo cuerpo dice, explica que “sólo se tienen cuatro oportunidades para impresionar a los demás: desde lejos, al saludar, durante la conversación y al irse”.

A partir de ahora, ¿por qué no explotar todo su potencial en los primeros segundos para impresionar? Aquí van algunos consejos para captar toda la atención, y tal vez, algo más, en fracción de segundos:

1. Viste algo rojo

Antes de salir de casa ya puedes haber dado un primer paso para captar su atención: ponte un jersey o vestido rojo. Según estudios recientes publicados en la British Psychological Research Society: “los seres humanos se sienten más atraídos por el color rojo”. Además, investigadores han demostrado que los hombres coquetean y charlan más con aquellas mujeres que usan pintalabios rojo. El profesor Daniela Niesta Kayser declara: “quería demostrar que, a pesar de los factores psicológicos y sociales que se conocen para impedir que se produzca la atracción hacia alguien ( timidez, falta de autoestima,… ), el color rojo tiene un efecto tan poderoso que supera todas estas barreras”.

Además, este efecto se puede extrapolar al mundo de Internet y por ello, si en la foto de tu perfil vistes algo rojo, aumentarás tanto el número de visitas como el de personas que contacten contigo.

2. Trabaja tu mirada

El contacto visual es muy importante, incluso antes de presentarte a la persona que te gustaría conocer. De hecho, si se hace bien, literalmente, puedes atraerla hacia ti.

Joe Navarro sugiere suavizar este efecto durante la conquista, y aconseja  no mirar muy fijamente. La sonrisa está bien, pero no es necesaria, siempre y cuando esté reflejada en los ojos. Añade que es importante repetir el contacto visual al menos seis veces en un periodo inferior a tres minutos para así enviar claramente el mensaje de tus intenciones.

3. Habla en un tono natural

Si eres de los/as que se sienten tentado/as a bajar la voz cuando se encuentran con un hombre o una mujer a solas, ¡te interesa! Psicólogos americanos de Albright College, Pennsylvania, y de la Universidad de Baltimore han demostrado que tanto hombres como mujeres hablan en voz más baja cuando están enfrente de una persona que consideran atractiva. El problema es que los seres humanos se sienten atraídos por la así que cualquier esfuerzo adicional no merece la pena.

Asimismo, Nicholas Boothman, autor de Cómo gustar a la gente en 90 segundos, aconseja ser uno/a mismo/a y no esforzarse demasiado, sino caerías en el error número 1.

4. Relájate y rompe el hielo con humor

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el flirteo no es una ciencia exacta y, seguramente, tampoco la persona en la que estás interesado/a. Sonreír y hacer un comentario ingenioso es divertido, pero no significa demasiado, eso sí, de primeras ni se te ocurra tocar temas delicados como la política, la religión… ahuyentarás a la gente; en cambio, si lo que quieres conseguir es el efecto contrario, las bromas son un buen punto de partida, eso sí, siempre que no sean obscenas ni demasiado escandalosas.

En general, las personas se sienten cómodas con gente ingeniosa, divertida e inteligente y, desde luego, a nadie le interesa que se sea intransigente en las opiniones de los demás, ni que se utilice lenguaje, gestos o anécdotas demasiado vulgares.

5. Cuida tu lenguaje corporal

Si eres tímido/a, o sueles cruzarte de brazos, o alejarte de las personas de tu alrededor,… ¡cuidado! Estas son señales que comunican perfectamente tu forma de ser.

Así que, si quieres relacionarte, cuida especialmente tu lenguaje corporal y presta atención al que trasmite la otra persona. No te inquietes, ni mires hacia abajo, ni te quedes detrás; al contrario, relájate y muéstrate seguro/a.

Los expertos subrayan la importancia de la comunicación no verbal, especialmente en los momentos de la seducción.

Sexo del XXI con patrones del XIX.

Miércoles, 30 / diciembre , 2009

Los españoles están satisfechos con su sexualidad. Muchos, la gran mayoría, consideran el sexo un elemento fundamental en su vida. Esa satisfacción tiene excepciones. Los hombres, por ejemplo, querrían tener relaciones con más frecuencia. La primera Encuesta Nacional sobre Salud Sexual, hecha por el Observatorio de Salud de la Mujer del Ministerio de Sanidad y el CIS, que analiza datos como la frecuencia en las relaciones o los anticonceptivos utilizados, muestra también otras variables que hasta ahora no se habían medido. Datos que revelan, por ejemplo, que los roles tradicionales entre sexos siguen vivos. El estudio, realizado con 10.000 entrevistas a mujeres y hombres mayores de 16 años, asegura que el 85,6% de las mujeres mantuvieron sus primeras relaciones sexuales con su pareja estable. Un porcentaje que cae hasta el 46% entre los hombres. Persiste además un modelo en el que las chicas ponen mayor carga emocional en el sexo que los chicos.

Motivos. La encuesta plantea cuatro posibles motivos para que una persona decida tener sexo: amar y ser amado (39%), la necesidad de unirse y conectar con otra persona (23,6%), por deseo sexual (14%) o para tener descendencia (10%). Pero hay grandes diferencias entre sexos. El amar y ser amado es elegido por el 45,5% de las mujeres y sólo por el 32% de los hombres. Mientras que el deseo sexual es la motivación para un 19,7% de los varones y sólo un 8% de las mujeres. “Persiste una visión del sexo más relacionada con el amor romántico y con la reproducción (tanto para tenerla como para evitarla) en el caso de las mujeres. Los hombres, sin embargo, están mucho más abiertos a las relaciones esporádicas”, asegura Concha Colomer, directora del Observatorio de Salud de la Mujer. “Hay que trabajar con educación y formación para romper esta tendencia y lograr un equilibrio. Que las mujeres puedan tener una sexualidad buena sin que tenga que ser el amor romántico y que los hombres valoren más la parte de los sentimientos”, añade.

Anticonceptivos. En España los embarazos no deseados y el número de abortos no dejan de aumentar. Revisando la encuesta, destaca que cerca del 40% de los ciudadanos no usó ninguna protección para prevenir un embarazo su primera vez. Una variable que mejora con la edad. “Son sobre todo los mayores de 55 años quienes, en un porcentaje del 40% en adelante, no usaron esa primera vez métodos como el condón”, explica Colomer. En el caso de los jóvenes ese porcentaje se ha reducido hasta el 15%. Un dato que, a pesar de todo, sigue siendo importante. Preocupa además que el uso de medios para evitar un posible contagio de enfermedades de transmisión sexual, como el sida, es aún más bajo en esas primeras relaciones que para prevenir el embarazo. El 44% de los españoles no usó ningún método. La encuesta revela un dato curioso: las mujeres deciden más qué métodos utilizar y cuándo.

Frecuencia. Quizá la calidad sea buena, pero la cantidad es moderada. El 65% de los hombres y el 66,3% de las mujeres mantiene relaciones cada dos o tres días, o una vez a la semana. Sólo el 3,3% de los hombres y el 3,7% de las mujeres lo hace a diario. Pero no todos los españoles se conforman con la frecuencia con la que mantienen sexo. En general, la mayoría de los hombres, el 45%, querría tener relaciones más habitualmente. Un porcentaje que, sin embargo, es sólo del 23,6% en el caso de las mujeres. La mayoría de ellas, el 55,8%, se conforma.

Falta de sexo. Las mujeres en abstinencia sexual son más numerosas que los hombres. De quienes no han tenido sexo en los últimos 12 meses, el 21% son mujeres y sólo el 12,85% hombres. Sin embargo, el motivo que dan ambos es distinto. En las mujeres su motivo mayoritario es que se han quedado viudas. En los hombres, la causa más esgrimida es la falta de deseo (el 15%). Lucas asegura que aún queda mucho de ese tópico que no aprobaba que las mujeres tuviesen sexo una vez fallecido su esposo. “Esos comportamientos aún están muy inmersos en nuestra cultura”. Sin embargo, detrás de esa falta de deseo sexual que aducen los hombres se esconde, según Lucas, el miedo al fracaso. “Provocado por la edad, por algún problema de salud. Variables que anulan ese deseo”, sostiene.

Satisfacción. La mayoría de los españoles, el 88,2% de los hombres y el 83,6% de las mujeres, están satisfechos con su vida sexual. Un dato positivo que sin embargo Lucas pone a la inversa. “El problema es que hay un 20% de la población que no está satisfecha y, sobre todo, que ese porcentaje es mayor entre las mujeres”, dice. Y es que además en ellas la satisfacción que sienten en el sexo se reduce mucho cuando la relación es esporádica. “En esta cultura el hombre se erige como conductor del encuentro sexual y la mujer tiende a esperar a ver qué se le ofrece. Además, el hombre, cuando no conoce a la pareja, tiende a ser más inexperto”, explica Lucas.

Información. A la mayoría de los españoles no les hubiera sobrado tener más información sobre sexo. El 27,4% y el 31,3% de las mujeres creen que la información sobre sexualidad que tienen es entre regular y muy mala. Echan de menos sobre todo más información sobre prevención de infecciones de transmisión sexual y métodos anticonceptivos. Sin embargo, las formas de obtener y dar placer a la pareja también preocupan. El 30,5% de los hombres y el 25,9% de las mujeres desearían haber tenido más información sobre esto. Una variable interesante es que la madre para la mayoría de las mujeres (el 58,3%) y el padre para los hombres (el 35,6%) son las fuentes de información preferidas.

Preocupación. La mayoría de los españoles (el 86,3% de los hombres y el 78,4% de las mujeres) considera la sexualidad necesaria para el equilibrio personal. Como tal, preocupa, pero si se les pide que concreten las causas de su inquietud, se vuelven más prosaicos: para los hombres, las primeras causas son no tener pareja (24,6%), o la inexperiencia (22,8%). Entre las mujeres gana destacada la falta de apetito sexual (el 27,1%) y la inexperiencia (20,9%). En cualquier caso, menos del 40% buscó ayuda.

Prostitución. Un tercio de los hombres (el 32%) ha pagado al menos una vez en su vida por mantener relaciones sexuales. El porcentaje entre las mujeres es del 0,3%. La inmensa mayoría de los varones (el 92,3%) pagó a una mujer. En cambio, entre el reducido porcentaje de mujeres que afirman haber recurrido a la prostitución, las preferencias están mucho más divididas: un 42,9% pagó a un hombre, pero un 21,4% lo hizo a otra mujer.

Abusos y relaciones forzosas.

El 5,2% de las mujeres encuestadas asegura que ha sufrido abusos sexuales y/o violaciones alguna vez en su vida. En el caso de los hombres, ese porcentaje es de un 1,7%. De los hombres que han sufrido abusos, la mayoría (el 67,1%) fueron víctimas de otros hombres y un 25,3% fue víctima de una mujer. En el caso de ellas, son un 88,8% las que aseguran que sufrieron abusos por parte de hombres. Las mujeres abusadas o violadas son víctimas, fundamentalmente, de personas de su entorno. Un 25% recibieron abusos por parte de alguna persona de su familia, y un 27% fueron víctimas de conocidos.

En el caso de los hombres, un 22% asegura haber sufrido abusos o violaciones por parte de un desconocido. La violencia machista también tiene cabida en la Encuesta Nacional de Salud Sexual de Sanidad. El 7,4% de las mujeres asegura que alguna vez ha mantenido relaciones sexuales a la fuerza. La mayoría de ellas, el 64%, lo hizo con su pareja. Mientras, ese porcentaje de relaciones forzadas se reduce al 3,5% de los hombres. En el caso de los varones, el 31,3% lo hizo con su pareja estable y el 16,6% con algún conocido.