www.Notas.Com.Es

...…Noticias Curiosas, Inventos, Avances Medicos, Fenomenos Naturales, Medio Ambiente, …

 

Tabaco

...navegando por la palabra clave

 
 

El tabaco de liar es “tan dañino” como el manufacturado.

Martes, 8 / marzo , 2011

La crisis económica, la prohibición de fumar en locales públicos y la creencia de que este tipo de tabaco es menos dañino ha hecho que su consumo creciera un 60% en 2010 y un 200% desde 2007.

El consumo de tabaco de liar ha aumentado en España un 60% en 2010 y hasta un 200% desde 2007 por factores como la crisis económica o la ley antitabaco. Sus consumidores lo prefieren por ser más barato y porque creen que es menos dañino y adictivo que el cigarrillo convencional. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) advierte de que este producto es “al menos tan dañino para la salud como el tabaco manufacturado” y, además, causa una mayor adicción.

La SEPAR se basa en un análisis de diferentes estudios publicado en la revista Archivos de Bronconeumología, que señala que el tabaco de liar contiene hasta un 22% de aditivos, frente al 10% de aditivos del manufacturado. Pese a esta evidencia, un 25% de los encuestados en estudios realizados en países anglosajones piensa que el tabaco de liar es menos dañino.

Según el neumólogo José Ignacio de Granda Orive, ex coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR y coautor de esta revisión, el tabaco de liar es “al menos tan dañino para la salud como el tabaco manufacturado”. Además, los fumadores de tabaco de liar son “menos propensos a dejar de fumar, porque piensan que estos cigarrillos son menos dañinos y más naturales y, además de tener menor motivación para dejar el consumo, realizan un menor número de intentos previos de abstinencias”.

Para el doctor Carlos Jiménez, actual coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR y coautor de esta revisión, “el problema es que, de este modo, se acerca el tabaco a los más jóvenes y (el tabaco de liar) sirve de refugio a las personas que, por motivos económicos, estarían pensando en dejarlo”.

Los autores de esta revisión sostienen que el auge del tabaco de liar “no se basa en una moda, sino en estrategias de venta” con las que las tabaqueras buscan no perder mercado. “En países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Francia o Noruega -destacan- el consumo de tabaco de liar también ha aumentado, debido en parte al incremento de las tasas de tabaco manufacturado.”

La ley antitabaco.

Domingo, 9 / mayo , 2010

Después de meses de anuncios sobre la reforma de la ley antitabaco, el Ministerio de Sanidad acaba de dar el primer paso para un sencillo cambio legal. El Gobierno ha enviado a los grupos parlamentarios una propuesta de modificación de la actual normativa (de 2005) que se limita a eliminar los lugares públicos cerrados donde, hasta ahora, estaba permitido fumar. Quedan, sin embargo, otros, según fuentes parlamentarias. Lugares como habitaciones de hoteles u hostales, prisiones o centros psiquiátricos, donde se podrá seguir fumando. Y es que todos estos sitios se consideran lugares privados. De hecho, la actual ley antitabaco permite a los hoteles, por ejemplo, reservar hasta un 30% de sus habitaciones para fumadores. Algo que, según fuentes parlamentarias, no ha sido modificado ni suprimido en la propuesta que la ministra Trinidad Jiménez envió hace un par de días a los grupos parlamentarios.

La reforma de la ley antitabaco busca prohibir fumar en todos los lugares públicos cerrados, tal y como consta en el texto elaborado por el ministerio. Sin embargo, el documento propone que se permita la venta de tabaco en los bares pequeños, a pesar de que no se pueda fumar en ellos.

Jiménez envió a los grupos parlamentarios su propuesta de reforma normativa acompañada de una carta en la que les recordaba los efectos nocivos del tabaco para la salud, sobre todo para los menores y para los trabajadores de la hostelería. La ministra de Sanidad y Política Social -que asegura en la misiva que busca el mayor consenso posible para sacar adelante la nueva norma- traslada a los partidos políticos la pelota de decidir cuándo entrará en vigor la nueva ley. Deja así, además, en sus manos la posibilidad de crear algún tipo de moratoria para asumir la prohibición total de fumar en todos los lugares públicos cerrados.

El texto, que se limita a suprimir partes del artículo 7 de la actual ley, no hace ninguna excepción en los lugares públicos cerrados. Ni casinos ni bingos, a pesar de las quejas de algunos sectores de la hostelería que aseguran que con el veto total del tabaco perderán millones de euros y que la nueva normativa será devastadora para su sector. Un argumento que el ministerio de Sanidad ha rebatido.

El Gobierno pretende que la reforma de la ley antitabaco se apruebe antes de final de año. Previsiblemente en otoño. Con ella España se igualaría a países como Irlanda, Italia o Reino Unido donde la prohibición de fumar en los bares es total.

Repunta el consumo de tabaco.

Martes, 22 / diciembre , 2009

El 31,5% de la población mayor de 16 años ha fumado a diario u ocasionalmente en el último año, lo que supone un incremento de dos puntos respecto a las últimas cifras disponibles, según los nuevos datos de la Encuesta Europea de Salud en España difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A este respecto, los datos del Comisionado del Mercado de Tabacos, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, muestra que, en los once primeros meses de 2009, la venta de cajetillas bajó un 9%. De casi 3,5 millones de unidades se pasó a 3,1 millones. Esto quiere decir, considerando la encuesta del INE y los datos del Comisionado del Mercado de Tabacos, que hay más fumadores, pero fuman menos.

La encuesta, realizada entre abril y octubre pasados, pone de manifiesto que el 27,3% de la población fuma a diario (un 0,8% más), el 4,2% es fumador ocasional, el 20,2% se declara ex fumador y el 48,4% nunca ha fumado. Por sexo, el porcentaje de fumadores es del 32,5% en los hombres y del 22,2% en mujeres.

Asimismo, el estudio arroja que siete de cada 10 personas de 16 y más años afirman que su estado de salud en los últimos 12 meses ha sido bueno o muy bueno, mientras que sólo uno de cada 10 lo considera malo o muy malo.

Respecto al alcohol, más de un tercio de la población de 16 y más años no lo ha consumido en el último año. De los que consumen alcohol, el 12,7% lo hace a diario (el 20% en el caso de los hombres frente al 5,7% en el de las mujeres). Entre los más jóvenes se aprecian menos diferencias por sexo en cuanto al consumo habitual: el 18,8% de los hombres y el 13,6% de las mujeres de 16 a 24 años bebe alcohol más de dos o tres veces por semana.

El dolor de espalda, problema de salud crónico más frecuente

A su vez, se revela que porcentaje de hombres que declaran tener un estado de salud positivo (74,8%) es mayor que el de las mujeres (64,9%). En relación al empeoramiento de la salud, el sondeo indica que la edad es un factor determinante. Así, mientras el 65,1% de las personas de 45 a 64 años la definen como buena o muy buena, este porcentaje cae al 36,7% en el grupo de 65 y más años.

El dolor de espalda es el problema de salud crónico más frecuente, seguido de la hipertensión y las alergias. Según los resultados de la encuesta, las enfermedades crónicas más diagnosticadas entre la población de 16 o más años son el dolor lumbar o cervical, que es señalado por casi 9,8 millones de personas (24,9% de la población) y la tensión alta, que afecta a 6,6 millones (19,7%).

El consumo de medicamentos también está relacionado con la edad. Si el 27,6% de las personas de 16 a 24 años los había tomado en las dos semanas anteriores a la realización de la encuesta, el porcentaje aumenta hasta el 87,3% en las personas mayores de 64 años.

El INE también explica que el 27,3% de la población ocupada faltó al trabajo por un problema de salud en los 12 meses anteriores a la entrevista. Respecto a la siniestralidad, una de cada 10 personas declara haber tenido un accidente en el último año. Los perfiles más habituales de personas que han tenido algún accidente son los de un hombre de 16 a 24 años (el 18,8% frente al 8,4% de mujeres en ese tramo de edad) y el de una mujer de 65 y más años (el 16,1% frente al 6,0% de los hombres).

Mamografías y obesidad.

Respecto a las prácticas preventivas ginecológicas, el 56% de las mujeres de 20 y más años se ha hecho alguna vez una mamografía (el 43,3% hace menos de tres años). Este porcentaje aumenta al 88,6% en el grupo de 45 a 64 años (el 81,6% en los últimos tres años).

Además, la encuesta explica que el 17,1% de las personas de 18 y más años presentan obesidad y el 36,7% sobrepeso. En el otro extremo destaca el peso insuficiente que se da en el 8,2% de los jóvenes de 18 a 24 años.

El peligro de los “cigarrillos electrónicos”.

Miércoles, 16 / septiembre , 2009
Cigarrillos Electronicos.

Cigarrillos Electronicos.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos aún no patentados que, accionados por pilas, proveen a la persona que los utiliza o “consume”, dosis de nicotina en forma de un vapor, remedando el gusto y la sensación física de fumar.

Pero, ¿cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Mediante inhalaciones. ¿Qué hacen estas inhalaciones? Activar mediante la acción de un sensor un elemento calentador que vaporiza una solución de nicotina, contenida en un cartucho sólido. En algunos modelos –los hay similares a los cigarrillos normales, pero también algunos que se asemejan a un bolígrafo-, hay un indicador LED que se enciende al realizar la aspiración.

“Algunas compañías están divulgando que el cigarrillo electrónico es mas saludable que los cigarrillos normales, ya que favorecería la inhalación solamente de nicotina (que es la sustancia adictiva) aunque no de las demás que son consideradas toxicas (cerca de cuatro mil); y también se los está promocionando como un método para dejar de fumar. No obstante, hasta el momento esta segunda consideración es inválida pues no está probado ni se conoce en que forma y cantidad facilitan el ingreso de nicotina al organismo, con lo cual no se lo puede comparar con las demás alternativas, sí estudiadas y probadas”, sostiene Videla.

En cuanto a los análisis y la posición de las autoridades sanitarias a nivel mundial, el especialista dice: “Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Food and Drug Administration (FDA) han realizado estudios sobre el cigarrillo electrónico encontrando que contiene elementos carcinogénicos. Es por eso que las dos instituciones recomiendan que no se los expenda como productos de tabaco sino como dispositivos que entregan nicotina, los cuales deben ser regulados por organismos como la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT)”

A fin de completar lo expuesto por el Dr. Videla, reproducimos un fragmento de la información oficial:

Ante la aparición de la publicidad y las consultas cada vez más frecuentes de la población, en particular de los fumadores, sobre cigarrillo electrónico como dispositivo de liberación de nicotina sin los otros componentes del tabaco, la Asociación Argentina de Tabacología (AsAT) cree necesario advertir a la población sobre potenciales riesgos del uso  de este dispositivo para liberar nicotina y al mismo tiempo ratificar el concepto de la nocividad de este alcaloide, ya que ha sido probada su acción perjudicial sobre distintos sistemas biológicos del organismo humano y particularmente sobre el aparato cardiovascular.

En este sentido la AsAT coincide con los conceptos vertidos por Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre este tema específico quien determinó en noviembre del 2008 a través de su ente regulador de los productos del tabaco que:

1- Liberan nicotina, pero la cantidad permitida y su seguridad no ha sido establecida.

2- Podrían causar y sostener la adicción aunque no hay evidencia al respecto.

3- Se proponen para cesación tabáquica y podrían ser efectivos, pero no hay suficiente evidencia científica sobre la eficacia y la seguridad de su uso.

4- La nicotina inhalada puede tener efectos tóxicos, adictivos y psicológicos. Esto debe corroborarse con estudios científicos.

Concienciar sobre el abandono del tabaco.

Lunes, 1 / junio , 2009
Dejar de fumar.

Dejar de fumar.

El programa tiene por objeto coordinar las actuaciones sanitarias y los recursos disponibles para mejorar la atención a las personas fumadoras y proteger el derecho a la salud de la ciudadanía andaluza, potenciando estilos de vida saludables y la creación de espacios libres de humo.

Este programa tenía dos destinatarios, con acciones diferenciadas: por un lado, los profesionales, y por otro, usuarios. En relación a los profesionales, se está trabajando para que el centro sea un lugar de trabajo libre de humo, protegiendo el derecho a la salud de todos los trabajadores, para lo que ha iniciado el proceso de acreditación como Empresa Libre de Humo, en coordinación con los técnicos del Plan Integral del Tabaquismo de la Consejería de Salud y del Distrito de Salud Jaén-Norte. Además, se está reduciendo la prevalencia del tabaquismo entre su personal mediante el apoyo necesario de la Unidad de Deshabituación. Hasta el momento, esta Unidad ha atendido a 18 profesionales, consiguiendo que dejen de fumar.

Por otra parte, de cara a los usuarios, el Hospital Alto Guadalquivir comenzó a repartir a comienzos de 2009 unos imanes informativos donde se reflejan los recursos que la población tiene para dejar de fumar cuando están hospitalizados o cuando acuden a consultas externas. Son de especial relevancia las consultas por problemas de salud relacionados con tabaquismo, como cardiología, neumología o medicina interna, y las consultas de anestesia previas a una intervención quirúrgica. Los recursos a los que hacer referencia son Salud Responde, con su teléfono 900 850 300, la información directa que pueden obtener acudiendo a su centro de salud o a través de la web www.hoynofumo.com.

De forma previa a esta acción, el Área de Medicina Preventiva ha realizado talleres formativos con todas las líneas asistenciales médicas sobre el abordaje del tabaquismo en las consultas externas, al igual que con el personal de enfermería, ofreciéndoles todas las herramientas que puedan necesitar para informar convenientemente a los pacientes. Del mismo modo, se ha realizado un curso sobre intervención básica para médicos que servirá para la acreditación profesional de éstos.

Próximamente, se pretende abordar otra línea de acción, que es la deshabituación multicomponente con embarazadas, a partir de la derivación de la consulta de Ginecología, y otra de EPOC, dentro de un programa de rehabilitación respiratoria que comparte enfermería con las especialidades de neumología, rehabilitación y medicina interna.

Acciones en el Día Mundial Sin Tabaco.

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebró el pasado 31 de mayo, se instaló en el centro una mesa informativa con material divulgativo editado por la Consejería de Salud donde todos los que pasen por el centro pudieron conocer cómo dejar de fumar, los beneficios que ello supone y otras recomendaciones saludables. Compartieron espacio con la Asociación Española contra el Cáncer, que también disponía de otra mesa informativa, dentro de la colaboración que el centro está teniendo con las distintas asociaciones de la localidad en los Encuentros de Salud de Andújar, la cual también recordó los beneficios de dejar el tabaco para no padecer esta patología.

Más nicotina contra la crisis.

Lunes, 5 / enero , 2009
Cenicero lleno.

Cenicero lleno.

Los años de crisis económicas no benefician a quienes quieren dejar de fumar. Aunque pueda resultar paradójico, el clima de pesimismo que se respira en épocas de recesión ayuda a que las ventas de cigarrillos se mantengan e incluso se incrementen. Esta teoría que barajan los expertos en terapias antitabaco se ha confirmado a lo largo de 2008, año en que la tendencia a la baja en el consumo se ha detenido.

La aprobación de la Ley Antitabaco en enero de 2006 hizo que miles de personas en toda España se plantearan dejar de fumar. Sólo en la provincia de Cádiz las ventas bajaron ese año un 2,09% y pasaron de las 103.039.079 cajetillas de 2005 a 100.883.926, según los datos recopilados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, organismo que depende del Ministerio de Economía y Hacienda. La línea continuó descendiendo y en diciembre de 2007 los estancos gaditanos ya habían vendido un 5,82% menos que antes de la entrada en vigor de la nueva normativa. Sin embargo, esa tendencia ha experimentado un frenazo en los últimos doce meses, en los que la reducción de las ventas sólo ha alcanzado el 0,22% respecto a 2007.

Según Daniel Jesús López Vega, psicólogo responsable de los programas de deshabituación tabáquica en el distrito sanitario Bahía de Cádiz-La Janda, «con las crisis económicas se suele fumar más» y esa puede ser una de las razones que justifican este fenómeno. Aunque existen otras. «La Ley Antitabaco -aseguró López Vega- fue un revulsivo para que mucha gente decidiera dejar de fumar, tanto haciendo programas de deshabituación como sin ayuda de ningún tipo. Eso nos habla de la necesidad de este tipo de leyes. Pero tiene una limitación. Va perdiendo fuerza tal como va pasando el tiempo porque la población se acostumbra al nuevo marco legislativo por lo que se pierde poder. Por ello, sería muy aconsejable dar una nueva vuelta de tuerca a la Ley. Eso es papel de todos».

En su opinión, la norma debería endurecerse y extender la prohibición de fumar a todos los locales de restauración. Pero cree que antes de que eso suceda la sociedad debe concienciarse de que el principal objetivo de la batalla contra el tabaco es mejorar la salud pública.

De momento, su trabajo consiste en fomentar esa conciencia ciudadana y coordinar la aplicación del Plan Integral de Tabaquismo ideado por la Consejería de Salud. Una de las acciones que se incluyen en este plan es la terapia grupal de deshabituación, que se basa en sesiones de grupo donde los fumadores comparten experiencias y adquieren las herramientas que necesitan para aprender a superar su adicción. Su porcentaje de éxito roza el 40% y entre 2006 y 2007 participaron en ella 500 personas en los centros de salud de la Bahía. Pero más efectiva que esta estrategia es el consejo básico que los médicos y enfermeros de familia dan a sus pacientes fumadores. Se trata simplemente de preguntarles si se han planteado alguna vez dejar de fumar y asesorarles para reforzar su motivación y que lleguen a conseguirlo.

Este método funciona en el 5% o el 10% de los casos, pero si se aplica sistemáticamente puede lograr resultados importantes, ya que el 90% de la población pasa anualmente por su centro de salud. De ahí que el equipo de deshabituación tabáquica de la Bahía haya puesto todo su empeño en formar a los profesionales sanitarios y en conseguir que aquellos que fuman abandonen el hábito, ya que «si no, es difícil que ayuden a sus pacientes», reconoció el responsable del programa.

Para atender a determinados segmentos de la población, como los adolescentes o los internos en prisiones, es preciso acercarse a ellos. Actividades como A no fumar me apunto, que se desarrollan en los institutos de Secundaria, sirven para ayudar a los alumnos que quieren dejar de fumar. En la provincia son 43 (ocho en la Bahía) los centros educativos que están participando en este programa durante el curso 2008/2009. En las prisiones de Puerto II y Puerto III también se han realizado varios grupos de deshabituación.

Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer. «Como en todos los temas de salud -subrayó López Vega-, la población cuenta con una cantidad ingente de información donde se entremezcla la información fiable con los mitos alrededor del tabaco y de su tratamiento y la información sesgada y errónea. Esto no favorece la sensibilización al abandono. En general la población relaciona el tabaco con el cáncer pero desconoce mucha información que podría favorecer el que tomara una decisión madura sobre su hábito de fumar». Por ejemplo, que cada cigarrillo contiene más de 3.000 sustancias modificadas para hacer más fuerte la adicción y que, lejos de ser un estilo de vida, el tabaquismo puede considerarse una enfermedad crónica que provoca y agrava otras patologías.

Fumadores pasivos desconocen los riesgos.

Domingo, 28 / diciembre , 2008
Cenicero lleno.

Cenicero lleno.

El 68% de la población española subestima el verdadero riesgo del humo de tabaco, cuando en países como Suecia o Francia ese porcentaje se rebaja sensiblemente hasta situarse entre el 35 y el 40%. Son referencias de un estudio del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que agrupa a más de 40 sociedades científicas y asociaciones profesionales del sector sanitario implicadas en la lucha contra el tabaquismo.

Según este comité, los españoles no tienen una «información veraz y completa» sobre los verdaderos efectos del humo ambiental de tabaco. Así lo demuestran los últimos datos de la oficina estadística Eurostat, de la Unión Europea, que indican que uno de cada tres ciudadanos de nuestro país sigue pensando que el humo de tabaco es inocuo o, a lo sumo, una leve molestia, mientras que otro tercio cree que puede causar algunas enfermedades respiratorias. Sólo un porcentaje similar dispone de información sobre los graves riesgos que conlleva su consumo. En consecuencia, el comité ‘antitabaco’ reclama a las administraciones públicas que ponga en marcha campañas informativas, como paso previo a que la población pueda tomar decisiones ‘libres’ sobre la presencia de humo de tabaco en los espacios públicos.

En concreto, solicita al Gobierno central y las Comunidades Autónomas que desarrollen en 2009 «campañas educativas masivas», con frecuencia semestral, en los medios de comunicación.

El objetivo es aconsejar a los ciudadanos que rechacen exponerse a «productos venenosos, a los que nadie, de saberlo, se expondría voluntariamente».

Entre ellos, el comité cita al arsénico, la acetona, la naftalina, el formol, el amoniaco, la nicotina, y el alquitrán, así como el litio y el cadmio.

El tabaco afecta mas a los hombres.

Sábado, 8 / noviembre , 2008
Fumador.

Fumador.

El efecto pernicioso del tabaco sobre la salud varía en función del sexo, algo que hasta ahora se desconocía. Un amplio y exhaustivo estudio de la Unión Europea (UE) en los 27 Estados miembros pone de manifiesto que el tabaquismo perjudica más a los hombres que a las mujeres, toda vez que estas inhalan una menor cantidad de monóxido de carbono (CO) -uno de los principales componentes del humo del tabaco- debido a que sus caladas son menos profundas e intensas y las realizan en número más reducido, por lo que toman menor cantidad de humo que llega a los pulmones.

Para la elaboración de este trabajo se tomaron como referencia un total de 221.655 mediciones de CO en los países de la UE entre 2006 y 2008 (90.795 entre fumadores y 130.776 entre no fumadores), 12.373 de las cuales (5.223 fumadores y 7.150 no fumadores) se realizaron en España. Para la obtención de estas mediciones se utilizó la cooximetría, un test parecido al de alcoholemia que mide la cantidad de CO en los pulmones.

En el caso de nuestro país, el informe indica que el nivel de CO de las mujeres no fumadoras es de 3,2 partículas por millón (ppm), mientras que el de las fumadoras es de 15,7 ppm. Estos niveles contrastan con los de los hombres, que son superiores en ambos casos (3,6 ppm los no fumadores y 17,6 ppm los fumadores). Esta tendencia es similar en el resto de Europa. Se considera que el monóxido de carbono es un agente peligroso para la contaminación ambiental cuando sobrepasa los 8,85 ppm.

Otra de las conclusiones que se extrae de este informe es la progresiva disminución que se ha registrado en los niveles de CO, tanto de los ciudadanos europeos como de los españoles, desde el segundo trimestre de 2006 hasta el mismo periodo de 2008. Aún así, el tabaco sigue siendo la mayor fuente de contaminación por CO en los ciudadanos de la UE, por encima de otras como el tráfico o la contaminación industrial.

Según el coordinador del Grupo de Tabaquismo de Neumomadrid, Carlos Jiménez Ruiz, existen dos tipos de fumadores: los que consumen tabaco por recompensa negativa y “quieren quitarse los síntomas que se asocian a la falta de nicotina, como ansiedad o nerviosismo” y los que fuman por recompensa positiva, es decir, “por disfrutar del cigarrillo”. Las mujeres pertenecerían más a este último grupo, relacionado con un menor número de caladas e inhalar con menos intensidad.

Teniendo en cuenta la existencia de estos dos grupos de fumadores, el tratamiento del tabaquismo sería diferente. Así, los tratamientos farmacológicos ayudarían más a los hombres, mientras que en las mujeres sería necesario un apoyo psicológico más intenso, indicó el experto.

Las últimas encuestas epidemiológicas ponen de manifiesto que en España ha descendido el número de fumadores en los últimos años, de modo que actualmente el 28% de la población reconoce fumar, bien de forma habitual o esporádica.